¿Agrandar el pene con pesas?

pesas para el pene

Uno de los métodos más buscados a la hora de intentar hacer crecer el pene es el de las pesas.

El principio de este método es sencillo.

Seguro que hemos visto las típicas fotos como la que tienes en este artículo sobre las personas que tienen cuellos estirados artificialmente, o las bocas o las orejas, etcétera.

Esto es algo que practican aun varias tribus salvajes de África, Asia o América del Sur.

Según esta práctica si se pone una extensión o un alargador que ejerza presión sobre una zona se  lograra alargar dicha zona de manera sustancial, sobre todo si se realiza desde joven.

Bien, lo cierto es que parece que en estos casos para agrandar cuellos o bocas parece funcionar.

En efecto, dichos cuellos y dichas bocas son agrandados.

Pero te voy a hacer una pregunta:

¿Crees que dichos “trabajos” quedan bien?

Es decir, ¿Te gusta el resultado que ves en las fotos?

No sé a ti, pero a mí no me gusta nada el resultado que veo.

Me parece que esas personas, en su mayoría mujeres, no parecen nada atractivas y han perdido lo que tenían de sex appeal.

Parecen más una caricatura que otra cosa.

Entonces, ¿Por qué pensamos que esto va a funcionar de manera satisfactoria con nuestro pene?

Como alargar el pene con pesas

Si seguimos los pasos de estas tribus, alargar el pene con pesas solo requiere de un trabajo constante y disciplinado.

Simplemente tendremos que encontrar la manera adecuada de disponer el pene y solo bastara ponernos las pesas pertinentes durante largos periodos de tiempo.

Esto ha de ser así porque la mayoría de estas tribus y gentes necesitan de mucho tiempo con esos alargadores para hacer efecto.

Probablemente puedas conseguir algún efecto alargador, no digo que no.

Pero eso tendrá un precio.

En primer lugar no creo que dispongas del tiempo necesario para estar horas y horas todos los días con una especie de pesa colgando en el pene, porque lo más seguro es que tengas un trabajo.

Y claro, con un trabajo no podrás estar haciendo estas cosas.

Incluso aunque no tengas un trabajo, hacer esto requeriría que estuvieras muchas horas de pie con la picha colgando, cosa que no todo el mundo haría finalmente.

Por lo tanto, de manera realista, te puedo decir que esta es una manera bastante complicada de querer tener un pene más grande.

Las pesas más populares para hacer crecer el pene son las magnéticas.

Estas usan una banda de silicona que se ajusta a todo pene, grande o pequeño.

Según dicen puedes llevar este artilugio dentro del pantalón, que no se notara. Sin embargo yo tengo mis dudas.

Problemas con las pesas para penes

El usar estas pesas para agrandar el pene puede causar graves problemas.

Esto deberíamos entenderlo fácilmente si nos damos cuenta de que estamos haciendo una presión muy fuerte sobre un órgano bastante sensible como es nuestro querido pene, el cual no está hecho para que le andemos estresando tanto.

El pene está diseñado para mear y follar, no para hacer culturismo.

Por eso no es de extrañar que mucha gente que intenta estos métodos acabe con lesiones bastante fuertes.

Por ejemplo, no son raros los problemas causados por problemas en el riego de la sangre causados por una mala aplicación del sistema.

De hecho, una lesión producida por el uso de estas pesas puede acarrear incluso disfunción eréctil temporal o si la cosa sale muy mal permanente.

De nada te valdrá tener un pene más largo si la erección que consigues cuando estás en la cama es patética.

Por no hablar de problemas de infecciones y otras cosas inesperadas.

Conclusión

Como has visto, hacer ejercicios de pesas para agrandar el pene no es la panacea.

Tiene unas supuestas ventajas y varias desventajas y peligros.

De hecho, el número de peligros es tan grande que casi que harías bien en estarte quieto y no forzar tu pene con este tipo de cosas.

Los riesgos no compensan una hipotética mejora del tamaño del pene, que como mucho seria solo a lo largo, nunca a lo ancho, con lo que al final nos quedaría un pene demasiado “afilado”, por decirlo así. Eso, si sale bien, claro. Que nadie nos lo garantiza.

Como siempre, es mejor tener un pene normal y con una erección buena que uno grande y con una erección pobre o sin erección.

En este sentido recuerda el caso del hombre con el pene más grande del mundo, cuyo gran pene no le vale de mucho, pues de poco le sirve a la hora de tener más sexo, que al final es lo que todos queremos.

Para tener un pene más fuerte y sano lo mejor es mediante una dieta y estilo de vida adecuados.

¿Y tú qué crees? ¿Funcionan las pesas para agrandar el pene?

Deja un comentario